El equilibrio de la balanza

El talentoso abogado inglés Oliver Rathbone, recientemente convertido en Sir por recomendación del Primer Ministro, acepta temerariamente la defensa, en una causa por calumnias, de la repudiada condesa Zorah Rostova, una mujer de aparente vida licenciosa, que gusta montar a caballo como un hombre y pavonearse con sus amantes de turno, eludiendo las responsabilidades maritales de las dignas damas victorianas. Pero el caso es aún más intrincado de lo que Oliver Rathbone supone: la condesa Rostova acusó públicamente a la princesa Gisela de haber asesinado a su marido, el príncipe Friedrich, quien renunció al trono de su Felzburgo natal para entregarse al amor de Gisela y vivir su idilio en los palacios venecianos y en los bellos paisajes escoceses. La princesa Gisela, enterada de la aberrante acusación, inició una demanda legal contra la condesa Rostova quien ahora solicita los servicios de Oliver Rathbone, para que éste organice su defensa. El abogado, atraído por la personalidad avasalladora de la condesa, acepta el caso suponiendo que la mujer actuó movida por el despecho de no estar en el lugar idílico de la princesa Gisela y creyendo, ingenuamente, que podría lograr la retractación de su clienta evitando que el caso llegara a juicio. Pero, lejos de eso, el caso toma, imprevistamente, aristas políticas que afectarían las relaciones de la corona británica con el pequeño reino de Felzburgo que está a punto de ser absorbido por el imperio prusiano, generando una división civil entre quienes abogan por la resignación a la invasión y aquellos que bregaban por la independencia y pretendían que el difunto príncipe Friedrich retornara a su país para conducir  la lucha armada. Entonces, Rathbone, organiza una arriesgada estrategia de defensa: probar ante el tribunal que la abnegada Princesa Gisela envenenó  a su difunto esposo, el Príncipe Friedrich, por motivos pasionales que alejarían el caso de toda connotación política. Para ello contará con la ayuda del amnésico detective privado William Monk, quien, contrarreloj  reconstruirá las últimas horas del difunto Príncipe Friedrich en un periplo de interrogatorios que lo llevará desde las tierras escocesas, hasta Venecia y el alicaído reinado de Felzburgo. Pero Monk no estará solo, sino que contará con la ayuda intelectual de la perspicaz enfermera Hester Latterly, quien se ha empleado en la casa de los Barones Ollenheim, también oriundos de Felzburgo, para cuidar de su joven hijo Robert, quien ha quedado paralítico tras una grave enfermedad.

"El equilibrio de la balanza", de Anne Perry,  es la séptima novela protagonizada por el detective de William Monk, quien aquí toma un caso por encargo del abogado Oliver Rathbone. Monk considera que el caso es, cuanto menos, descabellado. Pero la guía de la inteligente enfermera Hester Latterly le servirá para encontrar la punta del ovillo que le permitirá desenmarañar la red de intrigas políticas en torno a la muerte del Príncipe Friedrich y así poder buscar, en medio de ellas, las motivaciones pasionales que habrían llevado a la Princesa Gisela a matar a su amado esposo, tal como sostiene la Condesa Rostova. Pero Monk no tiene mucho tiempo, el juicio por calumnias contra la Condesa ha comenzado en Londres, despertando el morbo de los decentes ciudadanos británicos. Todo indica que Gisela ganará el litigio y que la Condesa Rostova perderá buena parte de su fortuna y se ganará el escarnio público; pero al caer la Condesa arrastrará consigo la buena reputación de su abogado, el joven Oliver Rathbone, de quien nadie comprende cómo aceptó la defensa de una mujer tan desagradable y, seguramente, desequilibrada.

"El equilibrio de la balanza" es una novela con un ritmo ágil, que va creciendo en intensidad una vez que plantea el intrincado caso en los primeros capítulos. Su trama criminal se desarrolla con enmarañados rebusques porque no parte de un indubitable caso de homicidio sino de una muerte por accidente; por tal motivo, los protagonistas deberán demostrar primero que el homicidio existió para luego encontrar pruebas contra la sospechosa del crimen, la Princesa Gisela, y, lo más complicado, descubrir las motivaciones pasionales que le llevaron a cometer el delito. Todo narrado en el contexto de la sociedad victoriana posterior a las fracasadas revueltas europeas de 1848, que intentaron terminar con los ociosos regímenes monarcales que Anne Perry pone en custión. Asimismo, la novela objeta el imperialismo británico, construido en base a negociados bélicos, y deja al descubierto la vacía existencia de las damas de alcurnia de la época victoriana.

Una vez más, Anne Perry, nos traslada a la segunda mitad del siglo XlX europeo, haciéndonos sentir presentes allí, a través de su fluida y amena narración; entreteniéndonos con un misteriosa e intrincada trama cuya, en apariencia, imposible resolución nos mantendrá en vilo hasta su capítulo final.

 Fernando Morelli


Ficha:
Perry, Anne
"El equilibrio de la balanza" (Weighed in the Balance)
Barcelona. Byblos. 1ra. edición. 1ra. reimpresión. 2007
464pp.
Traducción de Laura Manero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada